LAS PELÍCULAS INVISIBLES


La Expresión [del deseo] es una tragedia. De hecho es una tragedia bastante sórdida. A mí ya me estaba hinchando las pelotas que terminaran así todas las películas que hacía, pero a la hora de  escribir, salía eso (…) Me interesaba la tragedia con ese tono, llevada a una plaza en un barrio en Córdoba. Las tragedias no sólo tienen que transcurrir en la antigüedad ni estar protagonizadas por personajes de clase baja.

Me interesaba eso de mostrarlo todo desde adentro. En la película, los personajes ajenos a ese grupo social –ya sea la policía o los tipos que vienen a comprar merca- ni siquiera llegan a pisar la plaza. Lo importante es la historia de estos pibes y la historia de estos cirujas, no el por qué son como son. Me parece que tratar de meterse mucho en eso sería súper ambicioso: hay millones de razones por las que están ahí y son como son

3 La cuestión social no se me antoja como un asunto entre malos y buenos; más bien creo que es un asunto económico. Y en Bolivia, lo mismo: todos los personajes se relacionan de una manera económica y los problemas que tienen son por plata. Yo conviví con esa. Ahora cuando me siento a escribir no lo hago desde la soberbia de pensar que mi experiencia personal es bomba, sino desde el contacto que tengo con mi entorno (…) Me parece que hay que contar las cosas desde el lugar que uno conoce, si que eso se convierta en una tapa. No me gustaría pasarme el resto de mi puta vida filmando historias sobre tipos que no llegan a fin de mes. En cambio, me gustaría si fuera posible, hacer películas de género protagonizadas por tipos que no llegan a fin de mes. Por ejemplo, una de terror con un tipo que no llega a fin de mes. Se le puede aparecer un monstruo, pero el tipo no es un artista que va en su coupé por la ruta

Entrevista por Fernando Marín Peña publicada en Generaciones 60/90.
Cine argentino independiente. Buenos Aires, 2003

 

Proyecciones Screenings
//Martes 18 20:00 hs. - con presencia de invitado
[FUNCIÓN GRATUITA]

Sala Polivalente - Pasaje Dardo Rocha 

Ficha técnica Technical data

Dirección. Israel Adrián Caetano
Guión. Israel Adrián Caetano
Fotografía. Julián Esteban Apezteguia
Edición. Israel Adrián Caetano
Sonido. Néstor Frenkel, Horacio Almada
Producción. Noemi Fuhrer, Julián Esteban Apezteguia
Intérpretes. Héctor Anglada, Jorge Sesán, Roberto Castello, Roberto Merlo, Omar Andrada 


Adrián Caetano (Montevideo, 1969) A los doce años se trasladó a Buenos Aires y luego a Córdoba. Dirigió Pizza, birra, faso (1997, junto a Bruno Stagnaro), La expresión del deseo (1999), Bolivia (2001), la miniserie Tumberos (2002), Un oso rojo (2002) Crónica de una fuga (2006), Francia (2009), entre otras películas.
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr