BLASZKO EN IMAGEN

BLASZKO EN IMAGEN

ENCUENTRO ENTRE DIRECTORES

 

En el marco de la exposición del artista Martín Blaszko que se presenta en el MACLA Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano de La Plata en conjunto con el Museo Provincial Emilio Petorutti, se realizará la proyección de los cortometrajes La Ciudad Blanca del realizador español Nicolás Rubió, Del Punto a la Forma de Martín Blaszko y los documentales Martín Blaszko I, II y III de Ignacio Masllorens. Los directores conversarán sobre la experiencia de trabajar documentando el pensamiento y la obra de Martín Blaszko. Modera Leandro Listorti (Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken).logo

MARTÍN BLASZKO I, II Y III

Nicolás Masllorens | Argentina, 2011 — 80' — HD — Color

A partir de una de las exposiciones del artista en la ciudad de Buenos Aires, es que toma forma Martín Blaszko III, la película. Y en base a una serie de planos fijos, tan precisos como concretos, no sólo se desarrolla el montaje de una muestra (los preparativos, los protagonistas, las discusiones), sino que también se descubre la personalidad y las relaciones que establece el artista con su entorno y con el espacio en el que trabaja. Culminación de la trilogía que integran los cortometrajes Martín Blaszko I y Martín Blaszko II, esta tercera obra cierra el retrato sobre el artista que eligió Buenos Aires como su fuente de inspiración de una manera tan elegante y conmovedora como las obras que registra.

LA CIUDAD BLANCA

Nicolás Rubio | Argentina, 1958 — 12' — Betacam — B&N

Durante la década del cincuenta, Nicolás Rubió realizó una veintena de cortos inspirados en la obra de diversos artistas. En este caso filma las estilizadas esculturas de Blaszko recortadas contra el cielo y consigue crear una ciudad imaginaria que bien podría haber sido diseñada por el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer.

DEL PUNTO A LA FORMA

Martín Blaszko | Argentina, 1953 — 15' — Betacam — B&N

Este cortometraje es la única incursión de Martín Blaszko en el cine. Fue rodado hacia 1953 y en solitario (con excepción de algunas tomas realizadas con la ayuda de Eugenia, su mujer). En él, Blaszko hace uso de animaciones, juegos de perspectivas y otras ventajas del arte cinematográfico para hablar de las leyes geométricas que rigen la mayor parte de su obra y de los temas que siempre lo obsesionaron como la bipolaridad, lo monumental y la ciudad como fuente de emoción estéticas. Por momentos el film resultante produce imágenes de una pureza y elegancia equiparables a los experimentos visuales de compatriotas como Walter Ruttmann o Hans Richter.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr